miércoles, 12 de julio de 2017

Bilbao BBK Live 2017: los mejores 10 conciertos

Víctor Sánchez - 6-8 de julio de 2017
- Hora: 17:00 -Lugar: BBK Live (Bilbao) -Promotor: Last Tour
Público: Lleno



El festival Bilbao BBK Live 2017 ha sido una de las mejores ediciones que se recuerda del evento musical de Kobetamendi. Con más de 112.000 asistentes, el festival ha brillado por las infraestructuras, la buena organización y la limpieza de un entorno único, logrando escalar posiciones hasta convertirse en un referente europeo. 

La duodécima edición del BBK Live se ha celebrado en la villa de Bilbao este fin de semana y estas son las 10 bandas que han triunfado:

Royal Blood - viernes, Heineken Stage.




No sabemos si por los cuerpos de los británicos Royal Blood corre sangre azul, pero lo que si hemos experimentado es que el dúo inglés ha sido el gran protagonista de esta 12ª edición del festival vasco. Royal Blood presentaron un concierto perfecto. Parapetados por una fila de luces y flashes en posición de V, los dos jóvenes músicos arrancaron con 'Where Are You Now?'. Los riffs guitarreros de los bajos de Mike Kerr descolocaban a un buen puñado de curiosos que se sintieron atraídos por la potencia y efectividad de este dúo, que desde el principio consiguió enloquecer a todos sus fans.

'Lights Out' fue la segunda canción en salir a la luz, cuyos coros desconcertaron a los presentes, que buscaban de puntillas las voces escondidas en el escenario, hasta darse cuenta que se trataba de pistas lanzadas. Un dato que demuestra la pulcritud en el tempo de este dúo, y que no huye de demostrar su virtuosismo con los instrumentos y de interactuar con el respetable en todo momento.

Después de 'Come on Over', llegó la oportunidad de descubrir que el último single de Royal Blood: 'I Only Lie When I Love You', suena aún más potente en directo que en estudio. 'Little Monster', 'Hook, Line & Sinker' o 'Hole in Your Heart' se iban sucediendo en un setlist que dejó maravillados a las miles de personas agolpadas en el segundo escenario de Kobetas.

Desde el filo del escenario, Kerr y Thatcher saludaban con oés oés oés y 'Españas' a los asistentes, con respuestas diversas, claro. Para la recta final, 'Figure It Out', 'Loose Change', 'Ten Tonne Skeleton' y la archicoreada 'Out of the Black'.

The Killers - viernes, Bilbao Stage.



Los más esperados. El cuarteto de Las Vegas llegaba a Kobetamendi como única fecha en nuestro país, para hacernos vibrar con su dilatada discografía. Brandon, Ronnie y Dave /Mark Stoermer ha decidido no girar con su banda/ llegaban a Bilbao para ofrecer el concierto más multitudinario del festival. 40.000 personas agotaron las localidades del recinto para disfrutar con Flowers y cía de un repaso de hits que llevaron a la inmensa mayoría a un estado de felicidad digno de mencionar.

16 temas sonaron durante hora y media en las montañas de Bizkaia, llevando en varias ocasiones al éxtasis comunitario. La culpa de ello la tuvo 'Mr. Brightside', el primero de los temas en sonar. Y claro, con un comienzo así, ¿quién no espera un concierto de máximos? 'Spaceman', 'Somebody Told Me', 'The Way It Was' y 'Smile Like You Mean It' /vaya inicio de bolo/ daban paso al single de regreso de los americanos: 'The Man', con una clara imagen: la del mejor Brandon Flowers.

Bilbao fue testigo de una salud vocal envidiable del crooner de la banda, así como de una entrega que conseguía empatizar con la masa sin hacer demasiados esfuerzos. Y si él es 'el hombre', el sinónimo 'Human' hizo entrar en fiesta al festival. Con el guiño a Joy Division de 'Shadowplay' y la rescatada 'Glamorous Indie Rock 'n' Roll', entramos en la parte ecuador del concierto con más hits, para variar. 'For Reasons Unknown', 'A Dustland Fairytale' y 'Read My Mind'.

Con la injustamente mal valorada 'Runaways' y el clásico 'All These Things That I've Done', The Killers se marchaba del escenario para regresar con un bis de altura: 'Shot At The Night', fuego y 'When You Where Young'. El resultado, decenas de miles de personas agradecidas a una banda que, quieran o no y sea o no de su agrado, ha creado tantas experiencias personales como temas tiene en su currículo.

Phoenix - viernes, Heineken Stage.


Los hombres del gran espejo. Los franceses Phoenix volvían a Kobetamendi para presentar 'Ti Amo', su esperado nuevo disco, que confirma un acertado viraje en la composición de la banda de Versalles hacia los sabores del Mediterráneo italiano. Un nuevo enfoque que casa a la perfección con los temas históricos de la banda, que en la tarde/noche del viernes, demostró, una vez más, su excelencia sonora en directo.

La banda arrancó con 'Ti Amo', 'Lasso' y 'Entertainment', que sonaban especialmente interesantes gracias a la puesta en escena de este tour: un gran espejo sobre sus cabezas reflejaba la acción completa de los 6 músicos, que actúan sobre un suelo luminoso y cambiante.

Una experiencia sensorial atrayente y que capta tu mirada hacia ese gran espejo. 'Lisztomania', 'J-Boy' y 'Love Like a Sunset' /las partes 1 y 2/ dieron paso al tema 'If I Ever Feel Better', uno de los cortes históricos -y mejores- de la banda.

'Girlfriend', 'Rome', 'Armistice', 'Fior di Latte' y '1901' cerraron un señor bolazo con un Thomas Mars entregadísimo y brillando sobre el resto.

Justice - jueves, Bilbao Stage.





La actuación de Justice en Bilbao será recordada con frases tipo 'estaba siendo un pepinazo hasta que el apagón la pifió'. Pero detrás de esos 20 minutos -que se hicieron  más que largos, larguísimos- se esconde otra lectura: la de los dos djs que están pisando con mayor fuerza la estela de Daft Punk.

Los creadores de 'Woman' tenían una sesión de 10 programada en un escenario increíble, hasta que el fantasma del apagón empezó a sobrevolar la zona. La maquinaria de los franceses hizo dos ademanes de irse al traste hasta que, finalmente, ocurrió. Y como pasase con Disclosure o Grimes en ediciones pasadas, el BBK vivía momentos de incertidumbre. ¿Volverán al escenario? ¿no? 'estos ya están en su hotel'... Pero regresaron y lo hicieron con temazos tan bailables que el césped de Kobetamendi parecía un gran dancefloor.

The Lemon Twigs - sábado, Starman Stage.

Los hermanos D'Addario fueron la sensación del festival. Los jovencísimos hermanos oriundos de Long Island, Nueva York, llegaban a una carpa repleta de curiosos y con más seguridad de lo normal. El motivo, presentar por vez primera en España su disco debut 'Do Hollywood'.

Un set escueto pero muy, muy intenso, en el que los hermanos se intercalaban roles de batería/guitarra y en el que la estética vintage, las patadas y molinillos de Pete Townshend y una ejecución de escuela dejaban absortos a los asistentes. Sensacionales.

Depeche Mode - jueves, Bilbao Stage.




Cabezas de cartel, con nuevo disco bajo el brazo y siendo una de las bandas más queridas por el público de Kobetamendi, parece que lo tendrían fácil esta vez. Aunque los británicos Depeche Mode encabezaban la jornada menos confluida, esto no les amedrentó, y los de Dave Grahan estuvieron eléctricos y sublimes durante todo el concierto.

El setlist escogido, 17 temas abiertos por el 'Revolution' de The Beatles, dejó para el final las composiciones más clásicas y conocidas de la banda. Acompañados por un llamativo collage de pintura que iba desapareciendo, el primer tema 'Going Backwards' dejó con las ganas de explosión de un público que mezclaba fanáticos de la banda /que se sabían todos los temas/ con asistentes que esperaban como agua de mayo los temas más radiados de la banda.

Con el noveno tema, 'Where's The Revolution', el directo fue cogiendo más fuerza, para rematarlo con 'Enjoy The Silence' y 'Never Let Me Down Again'. Para el bis, 'Home', 'Walking in my Shoes', 'I Feel You' y 'Personal Jesus'.

Fleet Foxes - viernes, Bilbao Stage.

Fleet Foxes, una de las formaciones más esperadas de los últimos años /recuerden que llevaban 5 años desaparecidos/ volvía a España para presentar su nuevo trabajo 'Crack-Up'. Esta expectativa no se vio reflejada ni en la afluencia al escenario principal, ni al respeto que merece una banda que no viene cargada de decibelios y sonido eléctrico.

Y quizá, estos fueron los motivos que provocaron una atmósfera algo débil para disfrutar como se merece un concierto de Fleet Foxes. Los americanos repasaron un generoso puñado de composiciones recogidas en sus tres discos. Temas que eran coreados según el nivel de conocimiento, aunque ya decimos, la atención del público parecía estar a otras cosas.

La falta más vistosa, la de 'The Shrine / An Argument', tema con el que Robin Pecknold demuestra su basto portento vocal. Lo más celebrado, 'Mykonos', 'He Doesn't Know Why', 'White Winter Hymnal' y 'Helplessness Blues'.

The 1975
- jueves, Heineken Stage.


Matthew Healy salía a escena ataviado con una gabardina y una estética facial demasiado glam. Maquillado o pasado, Healy y compañía volvían al BBK para presentar su flagrante y larguísimo segundo discazo. 'Love' abría un set de 12 temas que mostraba a la autoproclamada mejor banda del mundo con un sonido exquisito.

'UGH!', 'Heart Out' y 'A Change of Heart' siguieron al single, para bajar el tempo con la sosegada e ideóloga 'Loving Someone'. Ahora llegaba la parte más interesante del concierto, con la banda ya engrasada y una estética lumínica impecable. 'She's American', 'Somebody Else' y la bailada 'Girls' fueron sucediéndose en el segundo stage del festival, mientras que Healy no paraba de bailar, atusarse el pelo y quererse un poquito /más/.

La recta final, con la que convencieron y gustaron notablemente, 'Sex', 'If I Believe You', 'Chocolate' y 'The Sound'.

The Amazons - viernes, Bilbao Stage.

Abrían el escenario principal en la jornada intermedia, pero eso a The Amazons no le costaba ningún trabajo. En poco tiempo, y con tan solo un álbum debut recién parido, el cuarteto inglés ha aprendido bien las tips para cerrar bolos de altura aún teniendo las carencias de una banda nobel.

Aupados por la crítica de su país, The Amazons salieron al escenario con todas las ganas de cerrar una buena ejecución. Acompañados de sus amigos de despedida de soltero, los de Reading no dejaron ninguna canción fuera de las que sabían que funcionarían. Y así fue.

Cage The Elephant - jueves, Bilbao Stage.

El espíritu de Mick Jagger parece olvidarse de su propio cuerpo y poseer el de Matthew Shultz cada vez que este y su banda aparecen en un escenario. Los norteamericanos Cage The Elephant volvían a nuestro país con la misma energía que lo hicieron en sala. Centenas de personas se agolpaban en las primeras filas del escenario principal para sacar la mejor foto de la banda, que da los restos en cada uno de sus directos.

'Cry Baby' abrió el set de la formación, que tiró de sus composiciones más aplaudidas para cerrar un bolo muy apetitoso. 'In One Ear', 'Too Late To Say Goodbye', 'Trouble', 'Cold Cold Cold' o 'Ain't No Rest For The Wicked' no hicieron más que testificar que esta banda, poco a poco, se está ganando los primeros puestos como imperdibles en cualquier festival.


Para el que ya tenga seguro que el BBK Live es su festival del año que viene, puede comprar los abonos por 75€ + gastos
aquí.



*Todas las fotografías pertenecen al Bilbao BBK Live 2017, con las firmas de Dena Flows y Rob Loud.

1 comentario:

  1. http://www.mediafire.com/file/9b6w67z71v46t9e/Bongley_Dead_-_Undici_%282017%29.rar

    ResponderEliminar